CUANDO EL CAPITALISMO SE DISFRAZA DE ECOLOGISMO

QUÉ ES EL GREENWASHING

 

Ante la actual crisis climática, nuestro consumo a ido cambiando poco a poco. Volvemos a confiar en las tiendas locales, reducimos el uso de plásticos, buscamos productos naturales y cada vez más nos importa el impacto de la fabricación de lo que consumimos.

Esta tendencia, que va creciendo poco a poco ha creado una incertidumbre en las grandes empresas, que ven a un reducido grupo de público dejar de comprar en sus marcas. Y claro, esto jamás van a permitirlo, por lo que ¿Cuál es la solución? Unirse al movimiento como si de una moda se tratara, y vender sus productos, su marca, como una nueva empresa renovada, verde y sostenible.

Y ESTO, COMPAÑERAS, ES EL LLAMADO GREENWASHING.

¿Cómo lo podemos detectar?

A veces es fácil y otras algo más complicado, ya que muchas nuevas marcas nacen ofreciendo esa idea de sostenibilidad, pero sin un criterio o sin entender en qué consiste ser sostenible, ser consciente en el consumo o simplemente responsable con la huella ambiental y humana que la empresa pueda crear. Y es que para ser ecoresponsable no basta con poner tus etiquetas de color verde, añadir la palabra natura o decir que ¡¡SOMOS SOSTENIBLES!!.

Esto se demuestra con información concreta, acciones directas y un día a día responsable con nuestros actos. Y por supuesto, TODO ACCESIBLE Y CLARO PARA EL CONSUMIDOR.

 

EL CRECIEMIENTO DE LA COSMÉTICA NATURAL

En el mundo de la cosmética, también podemos encontrar innumerable casos de #greenwashing 

Marcas que llevan décadas fabricando productos con un gran impacto medioambiental y humano. Ahora crean una línea supuestamente sostenible, dañando con ello a nuevas emprendedoras, empresas realmente responsables y que luchan con unos márgenes mínimos de beneficios, pero que aún así siguen trabajando por ofrecer productos realmente naturales y éticos.

Desde ALoBasati, quiero ayudarte a tener herramientas de consumo con las que detectar engaños. Con las que poder ejercer un consumo realmente consciente tomando nuestras propias decisiones desde la información y la claridad.

CONOCE LA MARCA

Infórmate. Busca su web y entérate dónde está hecha, cuáles son las acciones concretas por las que se llaman sostenible y sus medios de producción. Para evitar engaños, te dejo estos pequeños tips

  • Prioriza en marcas locales. Con ello apoyamos el comercio de la zona, evitamos la deslocalización y por supuesto las emisiones derivadas del transporte de la mercancía. (Debemos saber que muchos de los ingredientes que se utiliza en cosmética no son locales; como la manteca de karité, cacao o ciertos aceites esenciales, por lo que si reducimos los trayectos de nuestros productos estamos reduciendo considerablemente nuestras emisiones) 
  • Busca información en su web. ¿Quién hay detrás de la marca? Comprar directamente a la persona que lo fabrica, nos conecta mucho más con el producto. Podemos conocer cómo son sus medios de producción, cómo es su laboratorio, qué ha llevado a la persona a dedicarse a ello... En resumen, apoyar trabajos hechos desde el amor y la pasión. ¿Acaso conocemos quién son las personas detrás de las grandes marcas de cosmética? Más allá del equipo de marketing o el alto directivo... Dejamos nuestra piel, nuestras verdaderas necesidades a empresas que buscan un beneficio económico, sabiendo que jamás deben exponerse al cliente final. Y es que les damos realmente igual, somos capital, somos un activo, somos números. Por mi parte no quiero formar parte de ello.
  • Utiliza cosmética natural. Mira las etiquetas de los productos que adquieres. Que una crema diga que es natural, no tiene por qué serlo. Debemos ver sus ingredientes... Ejemplo: Tenemos en nuestras manos una crema de Aloe Vera. Sin embargo vamos al etiquetado, y el ingrediente principal que debería ser el Aloe Vera, se encuentra en la última posición, mientras que en primera encontramos agua, aditivos, perfumes o conservantes. (PARA ENTENDER ESTO MEJOR, TE DEJO ESTE ENLACE PARA APRENDER A LEER ETIQUETAS) PINCHA AQUÍ. Di no a conservantes sintéticos, perfumes o colorantes, estos se han demostrado ser disruptores endocrinos que afectan directamente a nuestro organismo y por supuesto a la Naturaleza. Los residuos generados por nuestros productos cosméticos llegan a mares y océanos, alterando sus ecosistemas.
  • Prioriza en ingredientes locales. Siempre que sea posible, da prioridad a marcas que utilicen ingredientes locales. Tenemos en nuestra zona innumerables plantas mágicas.

La piel es el mayor órgano de nuestro cuerpo, y puerta de entrada a nuestra organismo interior. Utiliza productos que ''puedas comerte''. Consumir cosmética natural es una declaración de intenciones hacia un mundo que cuida de nosotras mismas, de las personas, de la naturaleza. 

Es una forma de conectar con nuestra esencia, conectar con la naturaleza sus ciclos y ecosistemas. Conectar con un mundo que prioriza a las personas y no al capital. Conectar con el amor, desde el amor.

¿Te unes al movimiento? 

En ALoBasati priorizo en productos locales, hecho por mujeres. Apoyando así el emprendimiento femenino, luchando contra la precariedad y la feminización de la pobreza. Investido las marcas, sus medios de producción y los ingredientes utilizados. Ofreciéndote así la tranquilidad de estar comprando productos que cuidan de ti, que cuidan de las personas, que cuidan de la naturaleza.

Con amor y salvajismo, Olga.

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published